Solo o con hielo

Nuestra merluza, fresca y exquisita-Donde Marian
Nuestra merluza, fresca y exquisita
24/09/2018
Nueva temporada-Donde Marian
Nueva Temporada en Donde Marian
15/10/2018
Mostrar todo

Solo o con hielo

Solo o con hielo-Donde Marian

Sabemos que muchas sobremesas en este país terminan con un gin tonic. La moda, que parecía pasajera, llegó para quedarse y ya somos el primer país en consumo de ginebra per cápita, donde se supera el litro al año. Nada tenemos que decir al respecto, más que impulsar un consumo responsable.

En nuestro restaurante sí contamos con algunas referencias de esta bebida, aunque exponemos con cierto orgullo nuestra colección de Whisky Premium. Es casi un capricho personal de Alfonso Luca de Tena, actual propietario de Donde Marian y consumidor de esta bebida, que decidió apostar por una carta selecta. Es una bebida menos frecuente en los restaurantes, al menos en lo que a categoría Premium se refiere, y una forma de distinguirnos del resto. Porque, en general, somos muy disfrutones de la sobremesa. Y para tomar un Whisky solo o con hielo, en Donde Marian tenemos una amplia oferta de estas bebidas de lujo.

Desde Japón, la tierra del sol naciente, nos llegan cinco: Hakushu Distiller´s Reserve, Hibiki Harmony, Yamazaki 12 años, Nikka from the Barrel o Nikka Blended. Entre nuestras referencias de Whiskies Escoceses, contamos con: Glenkinchie 12 años, Oban 14 años, Lagavulin 16 años, Laphroaig 10 años, The Arran 12 años, Cragganmore 12 años, Dalwhinnie 15 años, Glenfarclas 17 años, Ardbeg 10 años, The Glenrothes Vintage Reserve, The Balvenie 12 años además de un Johnnie Blue Label. Este es un buen comienzo en nuestra colección a la que iremos añadiendo unos cuantos más. A parte de ellos, en nuestra selección de destilados de alta gama tenemos otros tres de ron negro: los guatemaltecos Zacapa Centenario y Zacapa 23, y el venezolano Roble Viejo Ultra Añejo.

Con cualquiera de estas opciones sabemos que las sobremesas se pueden alargar y alargar. Cuando el tiempo acompaña, en la terraza. Y cuando hace frío o llueve, en la sala. Pero no nos importa, es señal de que los clientes están cómodos y a gusto, disfrutando de estos pequeños placeres de la vida.